Dar las gracias

Cómo crear el hábito de dar las gracias puede cambiar tu vida 🤗

En mi último artículo hablaba de cómo planificando conscientemente pequeños momentos de bienestar mediante el pensamiento positivo, podemos aumentar nuestro nivel de felicidad.

Hoy quiero aportar más sobre cómo aumentar la felicidad y para ello dedicaré el artículo de esta semana a el poder que tiene ser agradecido.

La novelista, editora de revistas y productora de televisión estadounidense Janice Kaplan, en  su libro “El Diario de la Gratitud.

Cómo un año de pensamiento positivo transformó mi vida” ,explica que sentir y mostrar gratitud refuerza la sensación de felicidad porque no depende de eventos específicos que vienen del exterior.

Es más duradera, resistente al cambio.

Crea una riqueza interna que se mantiene tanto en los momentos difíciles como en los momentos buenos.

Diarios de Gratitud

Diarios de Gratitud

Varios estudios realizados a lo largo de la última década, han demostrado que la gratitud  está relacionada con altos niveles de felicidad y bajos niveles de depresión y estrés.

¿Qué te quiero decir con esto? Pues que hacer el ejercicio de reenfocar tu pensamiento y centrarte en aquello de lo que te puedas sentir afortunad@ y expresar gratitud por ello, refuerza el sentimiento de felicidad de forma más duradera.

Se trata de crear micro momentos positivos y  ser agradecidos para reforzar un patrón mental que nos aporte bienestar vital.

Podemos agradecer de muchas formas: Verbalmente a otra persona, o escribiendo en un diario de gratitud tal como recomienda Janice Kaplan, o bien enviar mensajes de agradecimiento por mail, por WhatsApp, en un papel…. No importa el medio.

Puedes dar las gracias de la forma que a ti te funcione mejor. Pero hazlo cada día como mínimo una vez.

Porqué nuestro cerebro tiende a pensar en negativo

Tengo que avisarte de que este hábito no surge natural, requiere acción proactiva por tu parte.

Como todos los buenos hábitos tenemos que trabajarlos.

¿Sabías que nuestro cerebro está programado centrarnos en lo negativo de nuestro entorno?, los expertos dicen que para contrarrestar un comentario negativo requiere entre cuatro y cinco positivos.

Esto es debido a que en nuestro proceso evolutivo, hemos tenido que prestar atención a aquello que nos podía poner en peligro para poder afrontarlo y salir indemnes.

Según el psicólogo y ganador de un Premio Nobel, Daniel Kahneman, tener en nuestra mente lo que fue mal tiene sentido evolutivo.

Nuestros ancestros sobrevivieron recordando aquella mora venenosa que encontraron e informando al resto de la tribu al respecto.

Curiosamente, los medios informativos, ¿o tendría que decir desinformativos? saben muy bien esta tendencia neuronal y nos invaden de noticias poco esperanzadoras, reforzando así el piloto automático de nuestro cerebro atávico para llamar nuestra atención y de este modo incrementar la audiencia.

4 o 5 comentarios positivos para compensar uno negativo còpia

4 o 5 comentarios positivos para compensar uno negativo

Qué podemos hacer al respecto

Pero, saber es poder, así que ahora ya sabes que tomando acción consciente, podemos darle la vuelta y a través de la repetición del enfoque en positivo, podemos crear y reforzar una forma de percibir la vida más positiva y feliz.

Y expresar gratitud es una gran herramienta para conseguirlo.

No hace falta que sea algo grande y llamativo. Demos relevancia a las cosas pequeñas y cotidianas pero con un gran potencial de aporte de felicidad.

Por ejemplo, agradecer poder ver una puesta de sol con toda su riqueza de colores, tener el tiempo y la paz mental para poder leer un buen libro, la sonrisa de un@ amig@ que no veíamos hace tiempo y que nos hemos cruzado por la calle…

– Piensa en una persona de tu entorno a quien te gustaría dar las gracias.

El secreto está en encontrar un motivo, como mínimo una vez al día para dar las gracias.

Puede que se sorprenda cuando lo hagas o que no sepa cómo reaccionar, pero céntrate en cómo te hace sentir.

Hazlo cada día con alguien, comprobarás que apreciar a los demás es tan bueno como que te valoren a ti.

  • Acepta a las personas por quienes son y no por cómo te gustaría que fueran.
  • No esperes que te devuelvan el agradecimiento, dilo porque realmente lo sientes. Pero verás que es un camino de ida y vuelta, el agradecimiento volverá de forma natural hacia ti.
  • Practica el ponerse en los zapatos del otro. La empatía es fundamental para la gratitud, es lo que los psicólogos denominan “inteligencia emocional”. Saber conectar con las emociones de los demás nos enseña a reconocer las nuestras.
    Diario

    Diario

     

Crear un nuevo hábito puede llevar 21 días, o dos, o bien seis meses, según un estudio reciente de la University College de Londres.

Pero el tiempo da igual, tómate el que necesites hasta que el nuevo hábito de dar las gracias forme parte de ti.

Y disfruta de una vida más enriquecedora y positiva.

Comentarios cerrados.